En 2012, el entonces candidato presidencial Enrique Peña Nieto firmó 266 compromisos ante notario público que deberían de ser cumplidos al final de su mandato en caso de ser electo como presidente. El resto de la historia la conocemos y Peña Nieto asumió la presidencia en diciembre de ese mismo año. El compromiso 39 decía: “Más jóvenes en la universidad: aumentar al menos a 45% la cobertura en educación superior” (El Universal 2015), una meta muy ambiciosa si consideramos que el sexenio de Felipe Calderón reportaba, en 2012, una cobertura del 35% (SEP, 2012 y Tuirán, 2012), esto implicaba incrementar en 10 puntos porcentuales este indicador en el nivel superior para 2018.

Leer más

Leer completo