Desde hace 22 años, los jóvenes que aspiran a estudiar la educación media superior (EMS) en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) participan en un proceso de asignación coordinado por la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (COMIPEMS). Desde ese entonces las instituciones de educación media superior convinieron que, a partir de los resultados obtenidos en una prueba de conocimientos, los aspirantes serían asignados de acuerdo con los resultados obtenidos. Por primera vez –en la edición 2017– el proceso presentó un error que afectó a miles de aspirantes, situación que obliga a mirar con otros ojos el proceso de asignación de los jóvenes a la educación media superior, así como su funcionamiento.

Leer más

Leer completo

Una vez más, como cada año, presenciamos el mismo fenómeno: miles de jóvenes que intentan ingresar a una universidad pública consolidada y reconocida de la Ciudad de México se quedan sin la posibilidad de acceso; algunos lo han intentado hasta seis veces o más, lo que implica que llega a requerir hasta tres o cuatro años conseguir el ingreso. Este año, un joven de 20 años logró un puntaje perfecto en el examen de ingreso a la UNAM y dos tuvieron un solo error. Con ello la llamada “máxima casa de estudios” intenta distraer —como si fuera necesario— a la opinión pública del fenómeno de “siempre”, que es que sólo puede atender entre al nueve y el diez por ciento de los que aspiran a un lugar ahí. Felicidades a estos tres jóvenes y a sus familias que hoy ven los frutos del esfuerzo. Pero poco se ha señalado el hecho de que no fue la primera ocasión en que estos tres jóvenes presentaron dicho examen, por lo que frente a los límites del sistema -como que las plazas ofertadas son realmente insuficientes para la cantidad de jóvenes que desean ingresar- los jóvenes aspirantes desarrollan una suerte de resistencia o resiliencia para intentar acceder. Al mismo tiempo, en redes sociales se desencadena una campaña con la etiqueta “UNAM cuna de pobres” para señalar que los recientemente aceptados estudiantes pertenecen a un sector de bajos recursos.

Leer más

Leer completo

mayo 18, 2016

IPN: orígenes, conflicto y perspectivas

La creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN) no es un hecho histórico aislado o fortuito, sino el resultado de la evolución de la enseñanza técnica en el país. Su integración nace de un proyecto nacional que se da a partir de la Revolución Mexicana. Aunque desde el siglo XIX el Estado se había preocupado por propiciar una educación técnica, va a ser hasta el México posrevolucionario que dicha educación adquiere un carácter oficial. Es así como en 1932 surgió la idea de integrar y estructurar un Sistema de Enseñanza Técnica, proyecto en el cual participaron destacadamente Narciso Bassols, Luis Enrique Erro y Carlos Vallejo Márquez. Sus conceptos se cristalizaron en 1936, gracias al empuje de Juan de Dios Bátiz, entonces senador de la República y del General Lázaro Cárdenas, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien se propuso llevar a cabo los postulados de la Revolución Mexicana en materia educativa; dando así nacimiento a una sólida casa de estudios: el Instituto Politécnico Nacional.

Leer más

Leer completo