Para algunos sectores de la sociedad, la imposibilidad de acceder a una universidad pública significa un rechazo del sistema educativo y social. Rechazo que impacta tanto en la trayectoria educativa como en los ideales, expectativas y aspiraciones que los jóvenes, junto con sus familias, tienen sobre la educación superior.

Leer completo

La señalización –certificación– por definición tiene que excluir a un grupo de personas para que funcione; si todos pudieran mandar la misma señal es igual de valioso no mandar ninguna. A lo largo de la historia esta exclusión se ha basado en estatus socioeconómico, y es necesario preguntarse si la educación en línea será capaz de crear un proceso de diferenciación basado en esfuerzo y capacidades.

Leer completo

Nos enfrentamos a la anarquía en el mundo de la difusión del conocimiento y de la ciencia. La combinación de la producción masiva, casi histérica, de artículos científicos, la gran mayoría con poco valor académico; la tremenda presión por publicar independientemente de consideraciones éticas; la aceleración de la difusión del conocimiento debido a internet; la avaricia e intereses de las editoriales multinacionales, y la explosión de las editoriales falsas explican este nuevo convulsionado y confuso contexto.

Leer completo

No todas las madres de licenciatura son jóvenes, ni solteras, ni estudiantes de tiempo completo. Su situación, por un lado, es resultado de un contexto en el que aún persisten desigualdades de género en el campo educativo y laboral; por el otro, donde las universidades aún desconocen sus características y necesidades.

Leer completo

No existe una estrategia congruente para incidir efectivamente en el desarrollo de la educación superior en el Estado de México. Queda claro que los candidatos al gobierno del estado no tienen mucha idea sobre cómo se podría resolver seriamente el problema del acceso a la educación superior en la entidad.

Leer completo

abril 19, 2017

Investigar en la licenciatura, ¿para qué y para quién?

En el mundo, algunas universidades –incluyendo a ciertas instituciones mexicanas– han pasado de privilegiar un modelo de universidad de enseñanza a focalizar mayores recursos en la investigación. Así, mientras que del año 2007 al año 2013 aumentó en un 14.9% el número de docentes que laboraban en las 45 principales universidades autónomas estatales y federales, el incremento de investigadores, en estas mismas universidades, correspondió a un 40.2%.

Leer completo