La creación del Instituto Politécnico Nacional (IPN) no es un hecho histórico aislado o fortuito, sino el resultado de la evolución de la enseñanza técnica en el país. Su integración nace de un proyecto nacional que se da a partir de la Revolución Mexicana. Aunque desde el siglo XIX el Estado se había preocupado por propiciar una educación técnica, va a ser hasta el México posrevolucionario que dicha educación adquiere un carácter oficial. Es así como en 1932 surgió la idea de integrar y estructurar un Sistema de Enseñanza Técnica, proyecto en el cual participaron destacadamente Narciso Bassols, Luis Enrique Erro y Carlos Vallejo Márquez. Sus conceptos se cristalizaron en 1936, gracias al empuje de Juan de Dios Bátiz, entonces senador de la República y del General Lázaro Cárdenas, Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien se propuso llevar a cabo los postulados de la Revolución Mexicana en materia educativa; dando así nacimiento a una sólida casa de estudios: el Instituto Politécnico Nacional.

1

El IPN es una institución educativa laica, gratuita del Estado, rectora de la educación tecnológica pública en México, líder en la generación, aplicación, difusión y transferencia del conocimiento científico y tecnológico, creada para contribuir al desarrollo económico, social y político de la nación. Forma integralmente profesionales en los niveles medio superior, superior y posgrado, realiza investigación y extiende a la sociedad sus resultados, con calidad, responsabilidad, ética, tolerancia y compromiso social, elementos también considerados en su código de ética (2014). Actualmente cuenta con 100 Unidades, tanto Académicas como de Apoyo y Vinculadas, además de Centros de Investigación, que se ubican en 32 localidades de 22 estados de la república mexicana.

Jurídicamente, el IPN tiene asignada una misión y unos propósitos sociales expresados en el artículo primero de la Ley Orgánica (1981) aún vigente, que en su gestión educadora y de servicio a la sociedad ha venido realizando. Esta ley en su artículo segundo dice: “El IPN es un órgano desconcentrado de la Secretaria de Educación Pública (SEP) […]”. Además el Reglamento Interno (2004) en el art. 2, señala que “El IPN es un órgano desconcentrado de la SEP, con personalidad jurídica y patrimonio propios, encargado de contribuir, a través de la educación, a consolidar la independencia económica, científica, tecnológica, cultural y política para alcanzar el progreso social de la Nación de acuerdo con el principio de libertad académica y con la filosofía social que consagra la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, particularmente en su artículo 3º”.

Por otro lado, como es de todos conocido a finales del 2014, señala el Director General del IPN –el Dr. Enrique Fernández Fassnacht– en su Informe de Actividades (2015), luego de 79 días de paro de actividades en 41 de las 44 escuelas de la institución, y de ocho sesiones de la mesa de diálogo entre autoridades del Gobierno Federal y representantes de la Asamblea General Politécnica (AGP) se firmaron ocho acuerdos y una carta compromiso de la Dirección General del Instituto Politécnico Nacional y de esta manera fue posible reanudar las actividades el 7 de enero de 2015.

Dicho movimiento, convocado principalmente a través de las redes sociales, tuvo su origen en el descontento por la modificación a los planes de estudio en varios planteles del Politécnico y, posteriormente, por la aprobación de un nuevo Reglamento Interno del IPN en sesión extraordinaria del Consejo General Consultivo, lo cual generó inconformidad y rechazo en la mayor parte de las unidades académicas de educación media superior y superior de la Ciudad de México y el área metropolitana (cabe señalar que los Centros de Investigación continuaron con sus actividades).

En el 2015, (como fue reportado por la prensa y como lo señala también el informe del Director General del IPN), derivado de la continuidad de las mesas de diálogo con la AGP, ahora con la Dirección General, se firmaron acuerdos para la conformación de la Comisión Organizadora del Congreso Nacional Politécnico, la cual contará con 214 integrantes, alumnos, académicos, investigadores y personal de apoyo de las Unidades Académicas y de los Centros de Investigación; así como representantes designados por la AGP y por la Dirección General de Instituto (misma que se encuentra en proceso de organización); hasta el 13 de mayo del 2016 se encuentran cumplidos más del 60% de los acuerdos.

En días recientes algunas escuelas del nivel medio superior del IPN han realizado paros, muchos de los cuales han sido acompañados de marchas; una de las principales razones que provocaron estas movilizaciones es, entre otras, la publicación del comunicado de la SEP donde se menciona en el diario oficial del 6 de abril del 2016, que orgánicamente el Instituto pasaría a formar parte de la Subsecretaría de Educación; días después la propia SEP volvió a sacar en el diario oficial de la Federación una aclaración el 13 de abril del mismo año donde se menciona que orgánicamente las unidades administrativas y órganos desconcentrados de la SEP como es el caso del IPN, quedaría vinculadas directamente a la oficina del Secretario de Educación. Dicha información fue difundida de manera inmediata a través de los medios, pero los paros de varias escuelas hasta hoy martes 17 de mayo han continuado.

Por lo pronto, en lo que concluyen los paros, el Consejo General Consultivo (CGC) acordó que haya sedes alternas en Escuelas Superiores del propio Instituto para los alumnos de sexto semestre del Nivel Medio Superior que están en paro (9 de 19) para que continúen sus estudios. También se organizó una Comisión dentro del mismo Consejo para que dialoguen con los estudiantes del CET 1, entre algunos otros.

Finalmente empatizo con el pronunciamiento reciente que hizo el Consejo General Consultivo el viernes 13 de mayo, donde hace un enérgico llamado a todos los partidos y organizaciones políticas a no interferir en los asuntos internos de nuestra institución. Considero que los politécnicos podemos resolver lo que se nos vaya presentando y en eso estamos, rumbo al Congreso Nacional Politécnico.

Esperanza Lozoya Meza es docente-investigadora educativa del CIECAS-IPN.